Endodoncia - Dr Jimmer Hernandez

La endodoncia, también conocida como tratamiento de conductos, es el procedimiento que se utiliza para eliminar (en parte o en su totalidad)- la pulpa (nervio) del diente y sellar el conducto pulpar. La pulpa es la parte más interior del diente y está constituida por un tejido blando que contiene los nervios y los vasos sanguíneos. La parte del conducto que se encuentra en el interior de la corona se denomina cavidad pulpar, mientras la correspondiente a la raíz recibe el nombre de conducto reticular y es el que conecta con el hueso maxilar.
La causa más frecuente de la infección, inflamación y necrosis de la pulpa, es la existencia de caries, aunque existen otros factores que pueden generar una pulpitis o lesión de la pulpa, entre ellos: 

  • Traumatismos.
  • La abrasión, erosión y desgaste de los dientes por el roce entre ellos.
  • La forma en que se realizan algunos tratamientos restauradores y los materiales que se utilizan en los mismos. 

Para la realización de una endodoncia es necesario anestesiar la zona en la que se va actuar, Se realiza con límas para endodoncia que pueden ser manuales o rotatorias y con líquidos que van desinfectando el conducto.  Los dientes necesitan es tipo de tratamiento cuando; sufren fracturas al involucrar la pulpa, causadas por caries profundas o posteriores a un trauma. Las hay de tipo uniradiculares (un solo conducto), birradiculares (dos conductos), multiradiculares (tres conductos)

Recomendaciones

Se recomienda hacerle seguimiento por parte del especialista para asegurar la buena evolución de la raíz, ademas de practicar una buena restauración.